En Slow Gourmet somos muy fan de los restaurantes bonitos además de la buena comida. Como ya hemos comentado otras veces, una de las ventajas de la gastronomía en Madrid es que, puedes encontrar restaurantes especializados en comidas de toda España. La visita al Restaurante La Bien Aparecida estuvo muy relacionada al antojo que teníamos de comer una buenas rabas de calamar tal y como se preparan en Cantabria. Y ahora solo podemos decir, ¡Bendidas Rabas!

Gracias a este “antojo” del equipo de Slow Gourmet pudimos descubrir un restaurante precioso a nivel de interiorismo y, exquisito a nivel de gastronómico.

Rabas de Calamar

 

Una buena raba de calamar ha de ser larga, gruesa y muy jugosa. Las rabas de La Bien Aparecida tienen un aire diferente a las tradicionales de Cantabria pero, son una auténtica exquisitez.

Canelones de ropa vieja y trufa

 

Os puedemos decir, sin duda, que estos son los mejores canelones que hemos probado en nuestra vida. La masa no es nada pesada y el relleno es jugoso, sabroso y muy bien complementado con la trufa que el camarero raya en la mesa cuando te los sirven. Tenéis que probarlos, seguro que este plato se posiciona en el top 5 de vuestros favoritos.

Solomillo de ternera

 

Se nota que hay una parte del equipo que es carnívora. Servido con patatas fritas hechas como en casa, este solomillo es exactamente lo que se espera de una pieza de carne tan buena, que sea de calidad y esté bien cocinada.

Tarta fea de Torrelavega

 

Para Slow Gourmet, el mejor hojaldre de España se hace en Torrelavega, en concreto en la Confitería Santos de esta población de Cantabria. La mantequilla con la que se trabaja este hojaldre es muy especial, tendrán mucho que ver las vacas de la zona. Volviendo a lo que nos ocupa, la Tarta Fea de Torrelavega, el hojaldre de este postre es sin duda tan especial como el que os comentaba antes por lo que, os lo recomendamos al 100%.