Perderte por Madrid siempre es una maravilla sobre todo, a nivel gastronómico. Actualmente tanto en Madrid como en otros muchos lugares, la innovación en los fogones está al orden del día. En la actualidad es más sencillo encontrar lugares que te ofrecen un gran nivel y calidad en sus cartas a precios accesibles.

En la zona de Bilbao, muy cerca de Fuencarral, te encuentras con Gigi Meet Me Bar este pequeño local que te asombra nada más entrar por su puerta. La ventaja de Gigi es su horario continuado, puedes disfrutar de su maravillosa decoración a cualquier hora del día además de, entre semana poder disfrutar a medio día de, un variado menú del día.

Fernando Alcalá es el  cocinero asesor de Gigi junto a Clara Masterchef donde han elaborado “una carta viajera, original y diferente para sorprender a los comensales más exigentes ya cansado de los platos comunes y trillados que se encuentran en todos los locales de moda”, según Clara.

Tuve la suerte de visitarles un viernes por lo que, pude probar platos de la carta y del menú del día:

Croquetas de jamón (carta Diciembre)

 

Cómo me pasa con la torrija, sitio al que voy, sitio en el que pido croqueta. Una croquetas caseras con una bechamel espléndida que para mi resultaron sosas. Las croquetas de jamón me gustan sabrosas y cómo es un gusto absolutamente personal, no voy a desmerecer el buen hacer en Gigi.

Guiso cremoso de garbanzos con setas (menú)

 

Fuera de los típicos guisos con legumbres muy típicos en España, he de decir que este guiso era una pura maravilla, sorprendente en cada cucharada, me pareció un plato fresco e innovador.

Albóndigas de merluza con curry negro (carta Diciembre)

 

Hasta la fecha, nunca había tomado un plato igual. Te sorprende el color negro de la salsa en contraste con el color blanco de la albóndiga, en boca ambos se convierten en una mezcla maravillosa que te hace derretirte ante su exquisitez. Si queréis la receta en el blog de Clara está publicada.

Pollo de tamaño reducido (menú)

 

No recuerdo el nombre de este tipo de pollo y mira que me lo explicaron, lo siento. Como podéis ver en la imagen, la ración es muy generosa y el plato es exquisito, no podemos entender como este tan buen nivel en cocina se pueda encontrar en un menú del día.

Mouse de higo (menú)

 

He de reconocer que no soy una gran experta en postres dado que “el salado” me gusta más. Lo probé y me gustó mucho, fresco dulce, sin excesos.