Pecado Gastro Bar se encuentra en pleno centro de Murcia. Era la primera vez que asistíamos y, fuimos en grupo por lo que podréis ver bastante variedad de platos en el artículo que nos ocupa.

El lugar te sorprende nada más entrar con su gran y, pesada puerta de hierro y cristal. Los profesionales que alli trabajan son conscientes y suelen ayudarte a abrirla. Una vez entras, la decoración del restaurante te invade al instante, no pierde detalle en originalidad y elementos que le aportan mucho carácter a la decoración.

He de aclarar que la fecha en la que fuimos es 22/12 por lo que os podéis hacer una idea de lo llenísimo que estaba el lugar. A pesar de tener el restaurante completo he de expresar, a su favor, que la acústica está bien trabajada y, las conversaciones de las otras mesas no se solapan con las de la tuya.

Los que seáis seguidores de nuestro blog gastronómico, sabéis que hay tres productos que solemos pedir, si los hay, en una carta de restaurante, croquetas, tortilla de patata y torrija. Estos tres platos son nuestro fondo de armario de la gastronomía nacional y, si en un lugar cocinan bien estos platos, en el resto no lo van a hacer nada mal salvo catástrofe.  En esta ocasión pudimos probar su tortilla y sus croquetas. La torrija estaba en carta y teníamos toda la intención de pedirla pero, eso fue al principio de la comida, después estábamos tan saciados que no la pedimos. Comenzamos con la descripción…..

Croquetas de berenjena ahumada y queso de cabra

Pedimos una croqueta cada uno de los comensales, a todos y digo a todos!, nos encantó. Crujiente por fuera y cremosa por dentro con una bechamel de un gran sabor. Qué más se le puede pedir a una croqueta!

Tortilla de patatas “Sergi Arola”

El formato de esta tortilla te sorprende nada más la sirven en la mesa. Como se aprecia en la imagen, es un taco de patata con el centro hueco en el que añaden una esfera de yema de huevo. Una vez en boca, no percibes bien el sabor de la tortilla de patatas…

He de decir que el valor de este plato, más de 10€ no se corresponde con su calidad por muy bien diseñado que esté.

Canelón de guiso tradicional de marmitako, bechamel de pimentón de la vera y láminas de bonito seco ahumado

Nuestra parte norteña nos hace conocedores del sabor de un buen marmitako. Para los que no lo hayáis probado, el marmitako es un guiso de patata y bonito del norte. Un buen bonito del norte, le da un sabor bárbaro al marmitako. Al ver un plato en el que el marmitako es parte de él, no nos pudimos resistir en pedirlo.  Cuando te lo sirven, llama la atención el movimiento que tienen, por el calor, las láminas de bonito seco. El canelón estaba tan suave, que echamos de menos un poco de sal para avivar sabores pero, estaba riquísimo!

Canelón de cordero, reducción de su jugo y dátiles

Lo ingredientes de este plato, por separado, tienen mucha entidad y sabores muy característicos. Al probar este bocado del canelón todos los sabores se convierten en uno sólo. Un plato con sabor muy suave y sutil en los detalles.

Salmorejo con burrata de búfala

En Murcia me gusta pedir verduras, de todos es sabido la gran huerta y calidad que tienen sus productos. Aunque no sea temporada de tomate me arriesgué y, no me arrepentí. El sabor del tomate lo encuentras en cada cucharada del principio al fin y, la burrata equilibraba perfectamente la acidez del propio tomate. Repito, seguro!

Carrillera cocinada lentamente puré de boletus y bimi

La carne estaba espectacular, tierna jugosa y con gran sabor. Este plato se aconseja que se comparta, mínimo entre dos personas.

Os dejamos con las imágenes de otros platos que se pidieron en la mesa pero que no tuvimos ocasión de probar:

Steak Tartar

Steak tartar de calamar nacional y yema de huevo osmotizada

Del siguiente no recordamos el nombre pero teníamos que compartir la pintaza que tiene, sorry!